Cuentículo…

Cuento corto, minicuento, cuento minúsculo, breve, en miniatura, cuento que levantas ante mí un abismo infranqueable que se yergue al final de la primera página, cuento que delatas mi pereza, hasta hoy tan cuidadosamente oculta del ojo del vecino. Microcuento, cuentículo, cuento liliputiense, que descubres a los otros esa impropia tendencia al desapego que me hace preferir los puntos finales a las complacientes comas y los indecisos puntos suspensivos. Cuento rápido, súbito, fugaz, explosivo, que resumes la eternidad en un instante, como una llama que se enciende de un chispazo y se extingue de pronto, dejándonos los dedos ardiendo.

(Publicado originalmente en Letralia N°110, Julio 2004)

Anuncios

Acerca de Flor Marina Yánez

Urbanista de profesión, música por crianza.... escribo, irremediablemente.
Esta entrada fue publicada en Minicuento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s